Inicio Europa Canal du Midi, Instantes Cátaros

Canal du Midi, Instantes Cátaros

6953
0
Compartir

Bienvenidos al mundo mágico del Canal du Midi, para nosotros el canal del Mediodía.

Siéntete un “lobo de río”, y descubre un territorio y un arte de vivir. Echa las amarras en el curso de la vía navegable más célebre del viejo continente, convertida en el paraíso de las vacaciones fluviales.

Por O.S.M

Franquear por una vía de agua, el istmo más estrecho que separa el Atlántico del Mediterráneo fue, desde la Antigüedad, el sueño de muchos hombres… Hoy todo es posible, y nuestros avatares por esta región de Languedoc Rosillon comienzan en el pintoresco pueblo de Homs, cerca de Carcassonne. Su espíritu bohemio y su templanza serena por las aguas del río incitan al relax. Una mística calma se apodera de nosotros bajo el acompasado ruido que el hijo de Eolo provoca en la centenaria arboleda, que agasaja las aguas del Canal du Midi. Es curioso, pero la sensación de sosiego crea un halo superior a nuestros nervios por ser “patrones” improvisados de una embarcación. Se han fagocitado de repente todas nuestras preguntas e inquietudes.

Toca descansar antes de comenzar a surcar las aguas del Canal, así que después de una suculenta cena acompasada con ese refinado toque francés, decidimos irnos a nuestras embarcaciones. Es nuestra primera noche a bordo. El tiempo se ha detenido en el minúsculo puerto de Homs…

De Homs a Le Somail

Nos levantamos temprano para comenzar cuanto antes nuestro periplo por el Canal. El motivo es sencillo: no queremos tráfico a la hora de cruzar las diferentes esclusas que vamos a encontrar hasta nuestro próximo destino. En los días de tráfico fluvial intenso las esperas son eternas ¡y estamos en época vacacional en Francia!

Con la Montaña Negra al frente y en plena región natural de Las Corbiéres, entre campiña y vides, descubrimos este nuevo concepto de turismo, que bien podríamos catalogar de turismo activo y naturaleza con excelentes dosis de riqueza cultural.

Pasan las horas como si fueran minutos, mientras nos cruzamos con otras embarcaciones que van en sentido opuesto. Todos nos saludamos y nos deseamos suerte, es un sentimiento mutuo y recíproco de compañerismo que nos invade a todos los que transitamos por el Canal, tenemos una impresión de estar jugando una partida de ajedrez en un mismo tablero: el Canal du Midi.

Estamos ya en Le Somail, en esta pintoresca población pernoctaremos. Amarramos nuestras embarcaciones con nuestras guías y clavos (en el Canal no se puede utilizar ancla) y decidimos coger nuestras bicis y recorrer este pequeño y simpático pueblo donde sus paredes cubiertas de plantas con flores insultantemente coloridas, su majestuoso puente de piedras, su torre circular donde el hielo estaba conservado durante el verano y su afamada biblioteca nos ofrece ese ápice cultural del que hablábamos antes.

Las nueve esclusas

Nuevo día de camino a Bérziers, punto y final de nuestros periplos. Tras disfrutar de nuevo por el Canal, llegamos al “plato fuerte” de nuestro viaje fluvial: las nueve esclusas de Fonseranes. Sin duda, la obra más espectacular que ofrece toda la travesía por el du Midi. Es increíble como este legado de la ingeniería permite flanquear un desnivel de 21, 5 metros en una longitud de 300 metros.

Creo, que en este lugar, todos entendimos el poder de la Humanidad y la magia de la Naturaleza. Era el final de nuestro viaje pero con la sensación de ser un punto y seguido…

Para más información

www.sunfrance.com

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here