Inicio Europa El valle de Benasque, el Vergel del Pirineo

El valle de Benasque, el Vergel del Pirineo

831
0
Compartir

Entrar en el Valle de Benasque  (Benas) es introducirse sin duda en el más alto Pirineo. En su entorno están ubicados todos los “tresmiles” de la cordillera y por supuesto el mas elevado, el Aneto con sus 3404 m de altitud. Un regalo para los sentidos

Por E.G

Presidido por grandes cumbres en el macizo de Posets-Maladeta, el Valle de Benasque se ha situado como un destino de excepción para los viajeros de turismo rural en los Pirineos. La naturaleza pirenaica y la presencia del agua son la base que alimenta al folclore, la gastronomía y las actividades de la zona.

El Valle se integra en el escenario ribagorzano, entre Huesca y Lleida. La comarca de Ribagorza abraza 34 municipios y ocupa un territorio de 2.640 kilómetros cuadrados. Aquí se alzan las cumbres del Aneto (3.404 m), del Posets (3.307 m) y del Perdiguero (3.221 m) al norte; el de Turbón (2.492 m) y Cotiella (2.912 m), al Sur. Gigantes graníticos que ven desde sus picos todo cuanto caracteriza la cultura y tradiciones de los más de doce mil vecinos de la comarca.

Paisajes

En estas tierras el agua es la  principal protagonista. Las moles graníticas del Valle de Benasque han sido horadadas por los cauces y las lluvias. El hielo de los glaciares ha configurado el espacio, la nieve acoge a miles de esquiadores cada invierno y multitud de ibones -lagos- deleitan a senderistas a veces con su tranquilidad y otras con la fuerza de sus cascadas.

Estos son los dominios de ríos y manantiales como los de Graus o Bisaurri; de lagos y lagunas como los de Cregüeña o Estaña; de pantanos como el de Sahún o Escales. Entre tanto, y entre ellos, valga la redundancia, se asentaron hace millones de años los bosques de abetos, hayas y abedules para dar cobijo y sustento a los rebecos, a los corzos o a los urogallos, hoy en peligro de extinción. Aquí todavía hoy en día las nutrias, habitantes exclusivas de aguas de calidad, campan a sus anchas , sorprendiendo a más de un visitante. ¡Esto es naturaleza!

Rutas y actividades

Podrían haberse topado con las nutrias los visitantes que descienden barrancos o que practican rafting. Con los rebecos se habrán encontrado los alpinistas, senderistas o los aficionados a la BTT. Como un sólo conjunto habrán visto desde el cielo los bosques de coníferas aquellos intrépidos que se han dado a la escalada o al parapente.

Los viajeros más activos dan para siempre con el Valle de Benasque. Hay rutas que recorrer incansablemente como las de Gran Recorrido: el GR-18, el GR-15 o el GR-11 tiene paso por este hermoso paraje.

Los senderistas son los que mejor conocen la realidad histórica y tradicional del Valle: además de conocer su paisaje y las construcciones de los pueblos, verán elementos como las bargas o las bordas. El primero es el sistema de almacenaje tradicional, el segundo las casas levantadas exclusivamente para los meses dedicados al pastoreo. Los inuitshacían algo similar cuando salían de caza, pero con hielo.

Por último, todos aquellos que se acerquen al Pirineo oscense deben conocer las diferentes lenguas que cohabitan en el Valle de Benasque como el patués -o benasqués-. No olvidéis tampoco degustar todo lo que la gastronomía tradicional ofrece. Creo que nos quedaremos un tiempo por este paraíso…

El turismo de los glaciares

Encontramos un grupo de amigos de Osona y de otras localidades de Barcelona, suben, por primera vez, al glaciar del Aneto. Han pasado la noche en el refugio de La Renclusa, al pie del Aneto, y, por la mañana, antes de que salga el sol, inician la subida hacia sus cumbres con linterna frontal. Todos emprenden la ascensión por primera vez. Sin guía, sin mapa y con un GPS con las baterías agotadas, pero con buena preparación física y, sobre todo, motivados por la ilusión desbordante de ascender a la montaña y ver el espectáculo del glaciar. Forman parte de una tímida pero creciente corriente de visitantes que emprenden la subida al Aneto movidos sobre todo por el deseo de conocer las nieves perpetuas en retroceso.

“El espectáculo es maravilloso y no me parece peligrosa la ascensión si vas bien equipado. Lo que pasa es que el sendero está muy mal indicado; no está indicado, ¡vaya!”, nos comenta uno de ellos de regreso al refugio de La Renclusa.

Los excursionistas que acuden a contemplar los glaciares del Aneto o de la Maladeta para observar los deshielos galopantes son todavía una minoría, pero van en aumento, y forman una corriente de nuevos visitantes alimentada por las alertas que han dado los expertos sobre la desaparición de los hielos históricos acumulados. “Todavía son pocas las personas interesadas por lo que está pasando con el glaciar. A la mayoría que vienen al Aneto le mueve sobre todo la idea de subir el pico más alto, pero desconoce incluso que hay un glaciar”, opina Chemary Carrera, uno de los guías de la zona que incluye entre sus actividades profesionales de montaña una oferta para mostrar los glaciares.

Carrera indica que se trata aún de un turismo restringido y minoritario, pues no hay una conciencia general sobre el retroceso de los hielos. El interés lo muestran sobre todo personas preocupadas por los efectos del cambio climático. “La gran mayoría de la gente no sabe qué es un glaciar, ni que los Pirineos tienes glaciares”, dice. “El gran atractivo siguen siendo los picos pero cuando descubren los glaciares quedan estupefacto por la belleza de éstos”, remacha  Carrera.

Esta breve reflexión de un gran conocedor de estas montañas no hace más que engrandecer este Valle , que no sólo posee colosos graníticos y un paisaje como pocos en la Península sino que en él , en sus entrañas, yacen lágrimas eternas…

T&A Recomienda

Dónde comer

Restaurante El Fogaril. Los grandes protagonistas de la carta son los platos de caza, pero este restaurante ofrece otras muchas especialidades como las carnes a la brasa, las verduras más frescas o las setas de temporada. Todo elaborado con las mejores materias primas del Valle.

http://www.hotelciria.com/la-cocina-de-dioni-ciria

Restaurante Ansils.Cocina de corte tradicional, brasa, cazay platos típicos del Valle de Benasque. Platos tradicionales como el recao, el civet de jabalí o el candimús.  Acogedor restaurantefamiliar, situado en Anciles.

http://www.restauranteansils.com/

Dónde dormir

Hotel Baños de Benasque. Se trata de un  establecimiento singular, de gran tradición histórica, situado en pleno corazón natural del Valle de Benasque, al abrigo de la Maladeta y el Aneto, a 1.720 metros de altura. Es el balneario más alto de España.

http://www.hotelesvalero.com/es/bbenasque/presentacion.php

Casa Damian del Baile.  Cuenta con cuatro apartamentosy dos casas de turismo ruralsituados en el casco histórico de Benasque, a escasos kilómetros de la estación de esquí de Cerler y del Parque Posets-Maladeta. Son de nueva construcción, con materiales de primera calidad, respetando la arquitectura tradicional de la villa. Situación privilegiada.

http://www.casadamiandelbaile.com/Benasque/

Para más información consultar

http://www.turismodearagon.com/web/

http://www.aramon.es/

 

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here