Inicio América ISLAS GALÁPAGOS EL SUEÑO DE DARWIN

ISLAS GALÁPAGOS EL SUEÑO DE DARWIN

2559
0
Compartir

Cuando Charles Darwin contempló por primera vez este archipiélago se dio cuenta de la magia y sabiduría que la naturaleza y la vida habían depositado en él. 

Su teoría de la evolución es un fiel reflejo de la fauna y flora tan fascinante que alberga  las Islas Galápagos.

Por Óscar san Martín Molina

Galápagos es uno de los pocos lugares en el mundo en donde el turismo está orientado netamente a la naturaleza, constituyendo una actividad educativa. 

El servicio del Parque Nacional Galápagos es la institución gubernamental a cargo de la protección y el manejo de las áreas protegidas en el archipiélago de Galápagos. Su objetivo es proteger y conservar los ecosistemas del archipiélago y su diversidad biológica para el beneficio de la Humanidad, las poblaciones locales, la ciencia y la educación.            

Las áreas del Parque Nacional, establecidas para uso público, se encuentran claramente delimitadas y distribuidas en casi todas las islas mayores del archipiélago. Existen 54 emplazamientos de visita terrestres y 62 de visita marinos. La mayoría de estos lugares tienen acceso por mar y es por ello que el turismo se desarrolla principalmente mediante grupos organizados, con guía autorizado, que llegan a los sitios de visita a bordo de embarcaciones turísticas. Además, existen ciertos cercos, sobre todo en las cuatro islas pobladas (Santa Cruz, San Cristóbal, Isabela y Floreana),  con un acceso terrestre, donde se permite visitas sin guía y de esta forma poder integrarse entre la población local.

Se ha establecido un sistema de itinerarios fijos anuales para las embarcaciones que realizan turismo, estos itinerarios se realizan tomando en cuenta la capacidad de carga de cada lugar, las limitaciones en los fondeaderos en cuanto a tamaño y número de botes y fragilidad del paraje.

Biodiversidad y especies amenazadas

Las Islas Galápagos son una fuente de biodiversidad y un centro de endemismos mundialmente reconocidos; entre las especies endémicas más famosas de Galápagos se encuentran la tortuga gigante, la iguana marina y terrestre, y los pinzones de Darwin  que son especies únicas.

También encontramos:  piqueros patas azules, fragatas, albatros, pingüinos, rabijuncos y cormoranes, iguanas marinas y terrestres, lobos marinos, cuatro especies de ratones endémicos y dos murciélagos.

La biodiversidad de las Islas Galápagos cuenta con un patrimonio exclusivo de más de 1.900 especies, 74 de las cuales están amenazadas. Algunas de ellas como el pepino de mar se halla en proceso de irreversible extinción; el bacalao y las langostas se reducen drásticamente; y los lobos marinos, tortugas y tiburones, especies que fueron muy dóciles en el ecosistema insular, muestran una creciente agresividad.

Otro exponente de está trágica regresión de algunas especies es la tortuga gigante con caparazón en forma de silla de montar (de allí su nombre «galápago»): cuando fray Tomás de Berlanga encontró las islas en 1535, existía en ellas medio millón de tortugas gigantes. A principios de 1900 se habían reducido a 250.000. Hoy quedan de 12.000 a 15.000. Creemos que sobran las palabras ante estos aterradores datos.

Por las Gálapagos

La manera más popular de descubrir las Islas Galápagos es en crucero de 4, 5 o 8 días a bordo de un pequeño yate a motor, un velero o un barco crucero, aunque también se ofrecen excursiones diarias desde los pequeños puertos de las islas habitadas incluyendo circuitos con buceo. Una variedad de barcos está disponible para las travesías y los recorridos de las Islas Galápagos, desde barcos ex-pesqueros inestables a yates lujosos con aire acondicionado, pasando por eco-catamaranes y naves de travesía de mediano tamaño. Los itinerarios varían en longitud de cuatro a quince días.


La mayoría de los yates ofrecen itinerarios similares y visitan sitios muy semejantes, así que la clase del barco, el precio y la longitud del viaje pueden ser considerados a la hora de reservar un viaje. Además de la comodidad de sus instalaciones y servicios las diferencias principales entre las clases de embarcación son a menudo la experiencia de los guías, del naturalista y del equipo. Yates de la categoría turista superior y mayor deben tener guías naturalistas bilingües con un título universitario.

Para disfrutar y aprovechar al máximo nuestra visita a las Islas Galápagos, recomendamos programar por lo menos 6 días para este viaje único e inolvidable.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here