Inicio Asia Laos, el embrujo aislado

Laos, el embrujo aislado

875
0
Compartir

Escondido por la maleza de junglas espesas, las aguas del río Mekong y a la sombra de Vietnam, Camboya y Tailandia, emerge el pequeño Laos. Sin tener grandes monumentos, ni grandes ciudades, ni montañas que escalar tiene mucho que enseñar.

 

Armonioso y tranquilo ha permanecido aislado de las grandes fuerzas comerciales. Es de los pocos lugares dónde todavía se puede descubrir el estilo de vida tradicional del sudeste asiático. Ante todo es un viaje al costumbrismo de  Indochina.

Por J.M.Varas

En este reportaje viajaremos hacia uno de los destinos más misteriosos de Asia. Nos referimos a Laos, conocida antiguamente como “La Tierra del Millón de Elefantes”. Si bien es cierto que hasta hace unos años atrás, este país se mantenía excluido de las rutas convencionales de turismo, hoy en día se presenta como una de las mejores opciones de viajes dentro del continente asiático en cuanto a turismo natural o ecológico se refiere, y es que más del 50% del territorio de la nación se encuentra cubierto de fabulosos bosques y selvas tropicales.

 

Hecho a medida

Además, Laos nos da la posibilidad de recorrer ciudades y pueblos impresionantes en donde se puede practicar turismo religioso, encontrando a nuestro paso por esteencantadopaís  cientos de antiguos templos budistas que se mantienen en pie y en buen estado hasta el día de hoy.

Asimismo en Laos se puede practicar tanto turismo rural, recorriendo pueblos alejados con un contacto con el turista todavía muy limitado, como turismo etnográfico, descubriendo las tradiciones y costumbres de las etnias que se dispersan a lo largo del país. Una buena opción aventurera también es realizar un recorrido por las aguas del río Mekong.

Algunas de las ciudades más recomendables para visitar durante nuestro viaje son Luang Prabang ( esta ciudad es considerada el corazón del patrimonio cultural de Laos), Vang Vieng, Vientiane, Huay Xai, Luang Namtha, Muang Xay, Pakbeng, Pakse, Savannakhet y Tha Khaek.

 

Y si somos privilegiados y disponemos de tiempo para empaparnos de las culturas y tradiciones de este país tampoco debemos dejar pasar la ocasión de acudir a uno de los festivales más importantes de la nación. Nos referimos al Magha Puja, ritual budista llevado a cabo en el mes de marzo.

Ahora que ya conoces un poco más sobre Laos ¿Qué esperas para conocerlo?

 

Lleno de sensaciones y recuerdos del pasado

 

El país más pobre del sudeste asiático conjuga espiritualidad, naturaleza, belleza, vida rural, sufrimiento histórico, paciencia, budismo, arroz, y un sentido del tiempo que sólo tienen los pueblos que han sufrido mucho. Los habitantes de Laos tienen esa sabiduría antigua prudente y luminosa, ante la que uno sólo puede sentirse un completo analfabeto de la vida.

Durante la última guerra de Indochina, Laos recibió más bombas que Alemania durante la Segunda Guerra Mundial. Entre 1964 y 1973 Estados Unidos regó Laos con más de 2 millones de toneladas de bombas, lo que vendría a ser más o menos a unos 800 kilos de explosivos por cada uno de los 2,5 millones de habitantes, hombres, mujeres, niños y ancianos, con que contaba entonces el país, la mayoría de ellos campesinos que no entendían nada. En total, unos ochenta millones de esaspelotitasfueron lanzadas en Laos, pero entre el 10% y el 30% de ellas no estallaron, por lo que en tierra quedaron (y quedan) entre 8 y 25 millones de unidades. Bombas sin desactivar que estallan en cualquier momento. La vida del 25% de las aldeas del país está marcada por la presencia de estas bombas, que han matado a más de 11.000 personas desde que acabó la guerra en 1975. Es lo que queda de un crimen contra la Humanidad desconocido en su momento y, en realidad, también a día de hoy. Aunque cada vez esa venda que nos tapa los ojos es más floja…

La colonización francesa  también añadió su impronta, dejando la S final al nombre del país, las baguettes, el café y los crêpes; y la proximidad con Tailandia marca y subordina al país cultural y políticamente y, por supuesto, el arroz es la base de la vida, y de la economía, en un país en el que el 80% de la población se dedica a la agricultura de subsistencia.

 

 

Sus estrellas

Todos los rincones de Laos merecen una reseña y una visita, pero nosotros nos quedamos con dos concretamente: Luang Prabang, el principal centro espiritual y religioso del país y desde luego una ciudad a la que debemos volver, y Don Det, una isla de río en Las Cuatro Mil Islas, el remanso de paz más imperturbable jamás conocido.

Es cierto que Laos es un país pequeño. De hecho, todos los viajeros solemos hacer una ruta parecida y es común encontrarse con la misma gente a lo largo de la travesía. Al principio me hacia mucha gracia, pero debo reconocer que a la quinta vez que coincidí con los mismos catalanes ( no por ser catalanes sino porque era con los que siempre me encontraba. Hubiera dado igual que fuesen andaluces) en el punto más remoto del país, me escondí detrás de un árbol, y me convertí en una rama.

Quizá por eso, por pequeño y amable, fue el lugar en el que conocí a más viajeros y en el que formé parte de más cuadrillas. De los pocos pero valiosos amigos de verdad que  me llevo de este año en ruta, dos de ellos los conocí en Laos.  A ellos y al país dónde los encontré ya los he puesto para siempre en ese archivo cursi de incongruencias varias al que algunos románticos llaman corazón.

T&A Recomienda

Dónde dormir

La Residence Phou Vao. Ubicada en Luang Prabang, el protagonista de este hotel es el refinamiento francés y la calma. Con unas vistas espectaculares a las montañas y una piscina de borde infinito hacen de este hotel regentado por Orient Express un reducto del paraíso.

http://www.residencephouvao.com/web/plua/la_residence_phou_vao_introduction.jsp

Kiridara hotel. Elegante hotel boutique de estilo contemporáneo situado en la confluencia del río Nam Khan con el río Mekong. Su encanto radica en su excelente ubicación rodeado por bosques nativos de teca y unas espectaculares vistas al Monte Phou Si.

http://kiridara.com/

Dónde comer

Boat Landing Guest House and Restaurant. Se trata del primer hotel de ecoturismo en Luang Namtha, al noroeste del país. Su restaurante de comida local se basa en una amplia selección de platos vegetarianos.

http://www.theboatlanding.com/ghres.html

Café des Arts. Ubicado en la capital, Vientiane. Su clara influencia francesa y un gusto que mezcla lo asiático y lo colonial, junto con una espectacular mezcla de sabores de la comida típica del país, nos harán disfrutar de uno de los mejores restaurantes de Laos.

http://www.cafedesartslaos.com/

 

Cómo llegar

Vietnam Airlines tiene vuelos desde el vecino país de Vietnam que enlazan con varias ciudades de Europa.

 

 

 

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here