Inicio África Parque Nacional del Serengueti

Parque Nacional del Serengueti

1286
0
Compartir

Alegoría de la Vida

Con sus amplios espacios abiertos, sus cielos de brillante color azul, y su paisaje repleto de critaturas, el legendario Serengueti refleja lo que la mayoría de la gente imagina cuando se representa el continente africano.

Texto: Óscar San Martín Molina

Fotos: Melody Martínez Davidson y O.S.M

El Serengueti se estableció en 1951. Es el parque nacional más antiguo y más grande de Tanzania. Sus llanuras onduladas, rodeadas por cadenas montañosas y salpicadas por afloramientos rocosos, se extiende sobre casi 14.500 kilómetros cuadrados.

El encanto sigue intacto

A pesar de su fama, el Serengueti no se ha visto arruinado por el turismo. Las carreteras en el interior del parque son rústicas y el alojamiento es confortable, pero no lujoso. No hay excursiones en globo aerostático, safaris nocturnos, safaris a pie o campamentos de moda. Se espera que los viajeros y los empleados se adapten al medio, en vez de modificarlo para satisfacer el capricho del hombre. Es esta ausencia de influencia humana lo que otorga al parque su encanto.

El Serengueti se puede visitar tanto en la estación húmeda como seca. Durante las lluvias, de noviembre a mayo, tiene lugar la migración anual de los ñúes. Cuando la humedad es suficiente y la comida abundante, los ñúes se extienden por toda la llanura, retirándose a las áreas de matorral y bosque sólo cuando la sabana se seca.

Cuando se ha terminado con la hierba fresca, se reúnen a lo largo del borde occidental de la llanura, para después difundirse por el norte y oeste en busca de alimento hasta que alcanzan Masai Mara en el norte, donde hay más pastos y agua permanente.

Cuando las lluvias vuelven en noviembre, regresan en tropel de nuevo hacia el sur, en busca de la hierba fresca y nutritiva que crece sobre los suelos volcánicos a sotavento de las Tierras Altas de Ngorongoro.

Durante los meses secos, de junio a septiembre, los ñúes, junto con varios cientos de miles de cebras, se reúnen en masa en las llanuras, cubiertas de hierba corta, en el sur del parque.

En febrero, la mayoría de las hembras de ñú paren, de modo que los visitantes pueden ver el nacimiento y el período de cría inmediatamente posterior. Durante este corto período la madre y la cría tendrán que aprender a reconocerse mutuamente para que la cría pueda sobrevivir. La cría puede correr tan rápido como su madre tan sólo media hora después de haber nacido e, incluso antes, puede ya haber probado su primera toma de leche. Algunos otros ungulados dan a luz también en esta época, como las cebras, gacelas y elands, aunque su estación de cría no está tan concentrada en el tiempo.

Pero la vida y la muerte son inseparables: las vulnerables crías recién nacidas atraen a los depredadores, que vienen acompañados por los carroñeros que se encargan de limpiar las reses muertas que quedan esparcidas sobre las llanuras. Sólo sobreviven los más fuertes.

Las gacelas, sobre todo la gacela Thompson, son las primeras en sacar provecho de la hierba reciente. Las cebras, elands, topis y ñúes se trasladan desde el borde del bosque hasta las llanuras.

Algunos búfalos se reúnen a lo largo de los cursos de agua. Es un mito el que los depredadores sigan el rastro de sus presas durante las migraciones, pues la mayoría de los depredadores residen aquí, y los que se trasladan a las llanuras viven en las áreas adyacentes durante todo el año. De modo que no se encontrará gran número de leones, hienas, chacales, guepardos o licaones. Las madrigueras de hienas, chacales o licaones en la llanura constituyen una atracción especial para los visitantes, y merece la pena buscarlas. Es muy posible encontrar a los depredadores cazando o atendiendo a sus crías.

Un oasis cuando llueve

La sabana es increíblemente hermosa durante la estación de las lluvias, con sus cielos repletos de nubes tormentosas. La llegada de las aves procedentes de Asia y Europa coincide con la eclosión de los insectos. La migración de las aves puede ser incluso más impresionante que la de los ñues. Miles de cigüeñas europeas cubren las llanuras; cernícalos y halcones flotan suspendidos en el aire o se lanzan en picado sobre los roedores; el chorlito del Caspio, procedente de las estepas rusas, vuela en apretada formación; las golondrinas europeas, vencejos y golondrinas persiguen a los insectos voladores y el aguzanieves amarillo atrapa los saltamontes.

El Serengueti no morirá

Bernard y Michael Grzimek, padre e hijo, fueron los primeros en realizar estudios sistemáticos del ecosistema del Serengueti. Realizaron un vuelo en su famoso aeroplano pintado a imitación del rayado de una cebra, que les llevó desde Frankfurt a Tanzania en los años 50, siendo los pioneros en utilizar el método de censo aéreo.

Gracias a sus investigaciones hay registros del número de ñúes y un mayor conocimiento acerca del funcionamiento de la sabana. Publicaron un famoso libro: “El Serengueti no morirá”, que fue traducido a 24 lenguas y del que después se hizo una película.

Gracias a esta labor pionera se creó el Instituto de Investigación del Serengueti (SRI), a mediados de los años 60. Desde entonces se han realizado diversos proyectos de investigación como el recuento sistemático de animales, medición de lluvias, análisis de los incendios y su influencia sobre la vegetación y, por supuesto, estudios sobre la conducta y hábitos de los animales. Todo ello ha permitido vislumbrar el complejo funcionamiento del ecosistema en el que todos sus elementos se hallan integrados influyendo unos en otros.

 

T&A Recomienda

Dónde dormir

Serengeti Bushtops. Un oasis de lujo de 5 estrellas en uno de los escenarios más mágicos del mundo. Un paraíso para los viajeros que buscan los más altos estándares de calidad con un gusto por las grandes aventuras.

Una vez visto, nunca  lo olvidarás.

http://www.orion-hotels.net/index.php?option=com_content&view=article&id=565&Itemid=914&lang=en

Sayari Camp. Situado junto a las orillas del río Mara, cuenta con unas vistas espectaculares de las llanuras del norte del Serengeti. Este es el África que siempre has soñado.

 

http://sayaricamp.asiliaafrica.com/Home.aspx

 

Cómo llegar

 

Qatarairways y Fly Emirates tienen vuelos diarios a la capital Dar es Salaam

 

Para más información visita

 

www.tanzaniatouristboard.com

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here