Inicio América Península Valdés, en el Reino de los Animales

Península Valdés, en el Reino de los Animales

3703
0
Compartir
Foto: Celine Harrand

Declarada Patrimonio Natural de la Huanidad por la UNESCO en 1999, Península Valdés es una de las zonas naturales más importantes de Sudamérica. 

Por Óscar San Martín Molina

Flanqueada por los golfos San José y Nuevo, esta Reserva Integral de 360.000 hectáreas acoge en su terreno un buen número de asentamientos animales de un incalculable valor ecológico.

Y es que pocos lugares en el mundo ofrecen la posibilidad de observar en su hábitat natural tanta cantidad de animales: ballenas torcaces, lobos y elefantes marinos, pingüinos, numerosas aves, guanacos e incluso orcas conviven en este privilegiado punto de Argentina.

Ya la entrada a Valdés es de una gran belleza. Desde Puerto Madryn, se llega al istmo Carlos Ameghino, que conecta el terreno peninsular con el continente, y el paisaje que se puede observar en este punto es envidiable; el agua flanquea los dos costados de la ruta y escolta a los visitantes en su camino hasta la Península mientras se pueden escuchar los graznidos de las aves que habitan en la Isla de los Pájaros, y que parecen dar la bienvenida al lugar.

Una vez recorrido el istmo, en lo que se puede catalogar como la puerta de acceso a la Reserva Integral de la Península Valdés, está ubicado el Centro de Interpretación F. Ameghino y el Museo Regional Fuerte San José, un lugar más que recomendable para informarse a fondo sobre los lugares a visitar y su geografía, flora, fauna e historia. 

 

Puerto Pirámides

Ubicado en terreno peninsular, tras 25 kilómetros de típica estepa patagónica, se llega a Puerto Pirámides, la única región urbanizadade la reserva y uno de los lugares más privilegiados para observar a las famosas ballenas francas del sur, donde, desde sus acantilados, se puede apreciar en toda su inmensidad el maravilloso espectáculo que se abre ante nosotros.

La localidad, que debe su nombre a los acantilados que protegen sus playas y que tienen forma piramidal, es un lugar privilegiado para avistar, tanto ballenas como orcas, y desde sus costas parten las embarcaciones para el avistamiento de la ballena franca austral. Por otra parte, en los mismos acantilados se pueden encontrar gran cantidad de restos de invertebrados fosilizados de hasta 9 millones de años de antigüedad, por lo que su importancia, tanto turística, como científica, está fuera de toda duda.

Sus playas, por cierto, son casi paradisíacas y el tiempo pasa volando mientras uno contempla el inmenso Atlántico o pasea por la arena en busca de fósiles o, simplemente, admirando el paisaje. 

Foto: Paz Arando

Desde allí se puede seguir viaje hacia las distintas reservas animales o contratar una excursión en buceo.

 

La Reina de Valdés

Y es que Península Valdés es un hervidero de vida y un entorno sin par donde se dan cita algunas de las especies animales más espectaculares del Planeta, aunque la reina de este lugar es la ballena franca austral, declarada Monumento Natural.

Con 15 metros de largo y entre 40 a 60 toneladas de peso, estos auténticos gigantes marinos poseen un cuerpo curvado , de color negro o grisáceo oscuro y con manchas irregulares de color blanco en la superficie ventral.

En la actualidad hay contabilizados unos 3.000 ejemplares. De estos cetáeos, más de 800 se acercan, por  el mes de mayo,  a estas latitudes y se quedan hasta mediados de diciembre para aparearse y dar a luz a sus crías, que pasan sus primeros meses de vida en la costa peninsular. 

Así pues, no es de extrañar que el avistamiento de estos colosos sea la atracción turística por excelencia de Península Valdés, ya que acercarse en una embarcación a pocos metros de las ballenas es una experiencia grandiosa.

Las excursiones salen de Puerto Pirámides para acercarse a los dominios del mamífero, donde se apaga el motor de la embarcación, para no molestarlo y poder observar en toda su inmensidad el poder y la belleza de este animal.

 

 

 

 

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here