Inicio Europa Valle del Loira, la Tierra de Juana de Arco.

Valle del Loira, la Tierra de Juana de Arco.

199
0
Compartir

Tras los rincones de la naturaleza, en los recovecos de ésta, encontramos siglos de historia y vida. Y su fiel reflejo son sus castillos, llenos de sueños, mitos y leyendas en una tierra sacada de la fantasía.

Por O.S.M y M.G.P

Dicen que los mitos los crean las leyendas que los avatares de la historia otorgan a personajes idolatrados. Sea o no verdad, en las tierras del Loria la omnipresente figura de Juana de Arco configura un esplendoroso pasado y un impotente presente.

Partiendo de Orleans, punto de partida de cualquier itinerario que se precie en el Loira, con sus enigmáticas calles y su estampa de leyenda medieval custodiada por las altísimas torres de la Catedral de Sainte Croix, que nos influyen notoriamente en la imagen sobre estas tierras, a las que imponemos un incisivo carácter del Medievo.

Sus lugares

Al igual que Juana de Arco dejó huella en Orleans, a nosotros fue la ciudad la que nos lo provocó mientras nos dirigíamos al Castillo de Chambord.

La evocadora arquitectura renacentista se fusiona con la arquitectura medieval e italiana, dando como resultado uno de los más fascinantes castillos de Europa y el más grande del mundo. Guardando en su interior toda una joya dentro de la arquitectura mundial: la escalera de hélice, atribuida al propio Leonardo Da Vinci.

Entre enormes bosques y rodeados por manadas de ciervos ponemos rumbo al Castillo deBeauregard, en medio de la soledad de la campiña francesa. Este castillo de propiedad privada es todo un lujo para los sentidos.

Continuamos nuestra ruta, pedaleando por las llanuras coloristas que las flores imponen a los campos en primavera, para conocer el Castillo de Cheverny. Aquí, hacemos un alto en el camino mientras nos deleitamos  con la exhibición dedicada a la historieta de Tintín llamada “Los Secretos de Moulinsart” donde se pueden apreciar varias curiosidades de los personajes de la historieta y algunos objetos de la misma.

Tras esta sugerente experiencia con nuestro periodista favorito ponemos rumbo al Castillo de Troussay y a los jardines y el Castillo de Chenonceu. El primero, conserva todo el sabor y abolengo de antaño gracias a la conservación de una fachada casi totalmente intacta desde su construcción, y porque aún hoy en día continúa habitado. El segundo es, sin duda alguna, el castillo más famoso y visitado de Francia. Todo un ejemplo de armonía entre la naturaleza y el hombre, que supo aprovechar el benévolo río Cher para crear uno de los bonitos y emblemáticos castillos del Loira, donde los jardines del castillo son el fiel testimonio del gusto y el refinamiento de sus inspiradoras: Diana de Poitiers y Catalina de Medicis.

Pero tras empaparnos de historia no podíamos dejar de irnos sin parar, y de paso reponer fuerzas, en la famosa Chocolatería Bigot, en Amboise. Aquí los golosos deben tener cuidado o no podrán visitar los castillos…

El turismo activo

Todo esto no quedaría completo sino le otorgamos el protagonismo que se merece al turismo activo, porque el velocípedo será nuestro fiel compañero y aliado para perdernos en el Loira.

Un abanico de itinerarios pensados para toda la familia nos invitan a aprovechar estos lugares como se merecen. Una forma diferente de conocer estas bellas tierras francesas desde un planteamiento activo, original y bien planificado basado en una gran infraestructura, puesta de manifiesto en la seguridad vial de sus recorridos.

T&A Recomienda

Dónde dormir

B&B Troglododo,: Ubicada en una antigua granja del siglo XVII, donde cutro de sus habitaciones son cuevas. Muy cerca se puede visitar el castillo de Azay-le-Rideau, Chinon, Tours, Langeais, Villandry, Chenonceau. Recomendamos la experiencia.

http://www.troglododo.fr/fr/

Hotel Le Clos d’Amboise. A dos pasos del castillo real, en Amboise,  se encuentra esta casa señorial del siglo XVII transformada en 2003 en un hotel de tres estrellas con encanto, y enteramente renovada en 2011.

http://leclosdamboise.com/?lang=es

Dónde comer

Restaurante le Grand Saint-Michel. Ubicado frente al Castillo de Chambord. Refinada comida francesa en un marco incomparable. Muy recommendable

http://www.saintmichel-chambord.com/index-en.php

Restaurante Chez Bruno.  Situado en Amboise, en la histórica y concurrida Place Michel Debré. Se ofrecen menus diarios y muy variados a gran precio. Un lugar para relajarse.

http://www.bistrotchezbruno.com/

Para más información visita

www.visaloire.com

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here