Saint Lary: Esquí, Naturaleza y tradición

    1207
    0
    Compartir

    A 20 kilómetros de la frontera española, acunada por el Parque Nacional de los Pirineos y la Reserva Natural de Néouvielle, se halla Saint-Lary: La estrella de los Pirineos.

    Por Óscar San Martín  Molina 

    El mayor dominio de los Pirineos Franceses supone todo un oasis para los amantes de los deportes de invierno y, por supuesto, diversión para toda la familia.

    Se trata de uno los destinos de nieve y naturaleza más hermosos y emblemáticos de Europa, con 700 hectáreas de dominio esquiable, 105 kilómetros balizados y 59 de pistas de esquí que recorren el Valle de Aure y, a la vez, lo convierten en el dominio más grande de los Pirineos franceses.

    Catalogada con el sello FAMILLE PLUS MONTAGNE, Saint Lary es una estación también pensada por y para las familias.

    Unas modernas instalaciones unidas a las extensas opciones de apreski, hacen de esta estación en el Pirineo Francés un auténtico paraíso para disfrutar de unos días de nieve.

    La estación

    Creada en 1957, la estación de Saint-Lary se desarrolló primero en el sector del Pla d’Adet, que concentra por sí solo cerca de un tercio de los alojamientos de la estación. Este «pie de pista» está directamente comunicado con el corazón del pueblo  de Saint- Lary por los remontes mecánicos (teleférico y telecabina). En Pla d´Adet  encontramos todos los comercios y servicios, escuelas de esquí y gran parte de la oferta Familia Plus: guardería, clases de esquí, Kidpark, etc.

    Más tarde, con la construcción de la carretera de acceso desde el pueblo, y la fusión con Soulan, surgió un segundo pie de pista cerca de la pequeña aldea de Espiaube. Es el punto más cercano a la estación desde al pueblo de Saint- Lary  si se llega en coche y sin dudas el más central para descubrir el conjunto del dominio esquiable. 

    Un entorno privilegiado

    La estación de esquí de Saint- Lary está situada en uno de los Caminos de Santiago, el Valle de Aure ha sido catalogado «País de Arte y de Historia». 

    Saint-Lary está enclavado en el corazón de espacios excepcionales. En primer lugar, el Valle de Aure y en segundo, en el límite del Parque Nacional de los Pirineos y de la Reserva Natural del Néouvielle.

    El Pueblo de Saint- Lary

    Al llegar a Saint-Lary  la sensación de pueblo de montaña y su ambiente es absoluta. Situado a 830 metros de altura y dominado por la estación de esquí, este pueblecito se halla enclavado en el corazón del Valle de Aure, un lugar  que goza de un suave clima durante todo el año. Comunicado con las pistas de la estación de esquí del mismo nombre por los  las pistas por remontes mecánicos, el teleférico del Pic Lumière, construido en 1957 y actualmente renovado y modernizado, y la telecabina de Vignec, que en 2010 permitió multiplicar por seis la capacidad de transporte hacia las pistas. 

    El pueblo de Saint Lary concentra lo esencial de la capacidad de alojamiento de la estación a través de pequeñas estructuras, generalmente de menos de 3 pisos. Su calle principal, la calle Vincent Mir, que lleva el nombre del fundador de la estación, se anima por la tarde al volver de las pistas, con sus numerosas tiendas y servicios, restaurantes, bares de tapas, etc. Los amantes del apreski tienen aquí su verdadero rincón.

    Sus fachadas de piedra y entramado de madera contribuyen al atractivo de este destino turístico, que se caracteriza por su ambiente distendido: ¡no olvidemos que estamos a escasos 20 km de España!  Un éxito constante debido a se crisol de influencias francesas y españolas. 

    Una de las estaciones más eco sostenibles de Europa

    Preservar la naturaleza, mejorar la producción y el mantenimiento de la nieve, y optimizar el consumo de agua y energía son los propósitos de Saint-Lary en el sector del Pla d’Adet, donde ha instalado 22 cañones de nieve de última generación, equipados con tecnología mono fluido. También ha reestructurado la zona de esquí, con el desmantelamiento y la reducción de remontes; ha promovido la formación en eco conducción de las máquinas pisa nieves y la orientación por satélite; ha reforestado las laderas para potenciar el agro pastoreo; y, ha optimizado el consumo eléctrico.

    Otra de las grandes novedades de la temporada y que responde a la auténtica razón de ser de la estación, es la creación de la pista roja “François Vignole”. La nueva pista panorámica, con un recorrido de 2,5 Km y un desnivel de 500 m, une la cima del telesilla Soum de Matte con el frente de nieve del Pla d’Adet. Rinde culto a la naturaleza, coronando las crestas del Soum de Matte y ofreciendo un excepcional paisaje sobre el Rioumajou y el Valle de Aure.

    También una estación para los no esquiadores 

    Y es que Saint-Lary lo tiene todo, tanto si esquías como si no. Es el lugar ideal donde contemplar y vivir la vida; de ahí surge el nuevo Forfait Contemplación, el pase peatonal que incluye una actividad a elegir. La fórmula ideal para experimentar la montaña, sin ponerse los esquís; para disfrutar de la vista desde las cumbres caminando por la zona; para unirse a nuestros compañeros esquiadores a la hora del almuerzo; y, para disfrutar de una salida guiada con raquetas de nieve o de una pausa de bien­estar en el Sensoria Río, uno de los mejores centros termales de los Pirineos franceses. El Forfait Contemplación incluye hasta 6 remontes y se vende en taquilla. P.V.P.: 81,50 € (4 días no consecutivos + 1 entra­da al Sensoria Rio); 123,50 € (6 días consecutivos + 1 entrada al Sensoria Rio o 1 salida de día con raquetas de nieve).  

    MÁS INFO

     www.saintlary.com 

     www.altiservice.com

    No hay comentarios

    Dejar una respuesta